Seguir a @crochetingbox

domingo, 26 de abril de 2015

Segundo desafío del año: tejer una "manta misteriosa".

Más de uno de ustedes se debe de haber encontrado con los términos KAL CAL en más de un blog o página web. Pero, ¿qué quieren decir estas siglas? En inglés, KAL quiere decir knit-a-long y CALcrochet-a-long, o sea, uno va tejiendo en dos agujas o a crochet junto a otras personas al mismo tiempo. Cada uno a su ritmo, pero siempre acompañado. Este tipo de metodología es muy común en sitio de tejido de EE.UU o Canada. Uno puede encontrarse con KALs o CALs que duran dos semanas, dos meses o todo el año. Depende de lo que propongan y el tiempo con el que uno cuente. En mi caso, me incliné por el CAL que duró dos meses. 

En el verano, estuve tan entusiasmada tejiendo que decidí participar del desafío que propuso Michael Sellick, del sitio "The Crochet Crowd". Antes de que terminara el desafío de los gorros, que les comenté en otra entrada de mi blog, Mikey, como es conocido por sus seguidores, propuso realizar una manta misteriosa (mystery afghan): todos los martes durante dos meses, ibamos a recibir una pista, diez en total, para poder tejer esta manta misteriosa e ir “descubriéndola” con el correr de las semanas. Junto a la pista, que incluía la explicación y el diagrama, Mikey compartía un video-tutorial con la explicación. Esto resulta de gran ayuda para aquellas que como yo tenemos memoria visual.

La propuesta era divertida y clara: uno tenía que elegir una combinación de cuatro colores que se iban a “contrastar” o “combinar” entre sí. The Crochet Crowd junto a Yarnspirations.com (sitio de venta de lanas en EE.UU., que promocionó el evento) ofreció distintas combinaciones de cuatro colores para elegir o uno podía elegir qué colores combinar. Además, pedían que uno publicara, en los respectivos sitios de Facebook de The Crochet Crowd y de Yarnspirations.com, cómo iban quedando tejidas cada una de las pistas.

Para mí esta fue una experiencia sumamente enriquecedora. Aprendí distintas combinaciones de puntos y de colores que quizás no se me hubiese ocurrido combinar. Compartí mi trabajo con otras personas. Nos ayudamos entre las tejedoras cuando nos surgía alguna duda. Nos fuimos sorprendiendo, unos a otros, con las combinaciones de colores elegidas. Pero lo más importante fue explotar la creatividad, y de alguna manera, trabajar en equipo aunque de manera individual. Aquí les comparto algunas fotos de cómo se fue develando el misterio de la “manta misteriosa”.


Las primeras dos pistas juntas: realizar un cuadrado granny y luego una cruz por encima.
A la izquierda pista tres y a la derecha pista cuatro. Aquí se puede apreciar la combinación de colores. En mi caso el color principal es el violeta.
Tres pistas juntas. Pista cinco: botón o pétalos en el centro del cuadrado. Pistas seis y siete: confección del borde de los cuadrados y su unión por medio de una técnica de trenzado muy interesante y divertida. Brinda una nueva forma de unir los cuadrados granny.
Así quedan unidos los veinte cuadrados granny con la técnica de trenzado.
Pista ocho: una vez que unimos todos los cuadrados, comenzamos a realizar el borde o contorno de la manta.

Así queda la primera parte del contorno de la manta (pista 8).


La pista nueve consiste en tejer cinco varetas que cierran juntas, como un punto popcorn, sobre cada una de las cruces de la vuelta anterior. 

Así llegamos a la pista diez donde después de realizar dos vueltas de medio punto y cadena al aire, se realiza el punto picot.
Así queda la manta terminada. El tamaño es de 1,40 metros de largo por 1,15 metros de ancho (aproximadamente).

Es un trabajo que se ve arduo o difícil, pero ni bien uno comienza a tejer, la aguja y los hilos fluyen. Aquí les adjunto el link para que puedan realizar esta "manta misteriosa". http://thecrochetcrowd.com/2015-knit-crochet-along-mystery-afghan/ 

¡Espero que lo disfruten tanto como yo!

martes, 7 de abril de 2015

Cinco consejos para tejer prendas o juguetes a crochet para bebés


A principio de mes, el sitio Crochetme.com compartió unos consejos muy útiles acerca de qué cuestiones hay tener en cuenta al momento de realizar un trabajo para un bebé, desde un juguete hasta una manta o prenda de vestir. La editora Toni Rexroat compartió unas pautas generales esbozadas por Robyn Chachula http://www.crochetbyfaye.com/about_me.htm:

  • Elegir el hilado correcto para el trabajo. Asegurarse que el hilo o la lana se pueda lavar en el lavarropas. Los bebes babean mucho ̶¡no lo pueden evitar! ̶ por eso asegúrense que se pueda lavar fácilmente.
  • Elegir colores estimulantes. A los bebés les gustan los colores brillantes y llamativos; les cuesta mucho reconocer los colores pasteles.


  • Elegir el mejor estilo según el bebé. Muy a menudo, los bebés hacen un berrinche cuando uno les saca una prenda cerrada por la cabeza. En estos caso es preferible tejer un cardigan o saquito. Si el bebé se mete todo en la boca, elige un proyecto que no pueda estar a su alcance, por ejemplo, un móvil, o un objeto que no sea peligroso si se lo mete en boca. Si al bebé le gusta acurrucarse en el tejido, elige una textura suave, que pueda acariciar sin que se le enreden los dedos.


  • Realiza prendas que a los padres les de seguridad. Coloca una cinta de tafeta detrás de los broches para refuerzar los cuellos y las costuras. Este sencillo truco permitirá que la prenda no se estire y se deforme mientras se lleva a cabo la disputa por vestir al pequeño.
  • Asegura bien tus puntos. Entreteje muy bien las colitas o los extremos para que esos pequeños deditos no encuentren la manera de desarmar tu trabajo.


Eso es todo. Me manejo con estas cinco reglas; y hasta ahora, de hecho, todos mis sobrinos llevan puesto y usan cada regalo que les he tejido a crochet. También, combino la prenda con la personalidad. Para aquellos niños que compiten por estar afuera lo más rápido posible, realiza un chaleco con cierre que sea fácil de poner tanto para la madre como para el pequeño. El chaleco que ven en la foto, Hank Vest, es el ejemplo perfecto: diseñé ese chaleco para mi sobrino Henry que siempre está corriendo detrás de sus hermanos mayores. Además, trato de evitar los volados para las niñas deportistas y las prendas de adulto para los más pequeños.

̶ Robyn Chachula

Estas sugerencias son geniales. Hacen que los preyectos realizados a crochet sean perfectos tanto para los padres como para los bebés, y me encanta el consejo de utilizar colores brillantes. Como tía con sobrinas pelirrojas, la moda del rosa pastel aburre.

̶ Tony Rexroat

En este link van a poder encontrar tanto la nota en inglés como distintos patrones para tejer CrochetMe. Espero que lo disfruten y que se animen a tejer para los más pequeños de la familia. 

viernes, 3 de abril de 2015

Retomando el blog

Hace varios meses que no realizo alguna entrada en mi blog. Por falta de tiempo, puede ser; por falta de inspiración, también; pero principalmente porque desde que empezó el año estuve tejiendo ¡sin parar! Y lo que digo es literal, no una exageración.
A fines del año pasado, me encontré un poco desmotivada para crochetear. Tuve la suerte de poder tejer mucho a lo largo de todo el 2014: sweaters para mí y para mis hijos; gorros para toda la familia y para sobrinos; regalos de cumpleaños y para fechas especiales; y muchas cosas más que en este momento ya no recuerdo. Mis ratos de ocio tejiendo sumados a las obligaciones diarias de trabajo y familia hicieron que llegase el punto de no querer ver una aguja de crochet. Suena raro escribirlo, pero fue así.
Por suerte, antes de las fiestas, decidí realizar una sesión de cuencos tibetanos, que es una terapia de armonización del cuerpo. ¡Fue un antes y un después!
Empezó el 2015 y mis pilas se recargaron para comenzar a tejer nuevamente. Los primeros días de enero me suscribí para realizar uno de los desafios que el sitio "The Crochet Crowd" propuso: tejer a crochet un gorro vintage. Uno podía elegir el color de lana que quisiera (liso, matizado, combinar distintos colores, the yarn store stock was the limit!) y dos botones para colocar a cada lado de la visera. Me pareció una propuesta más que interesante para aprender puntos nuevos y tejer otro tipo de gorro. Revisé mi caja con lanas e hilos para ver si encontraba algo que me agradara y di con una madeja gris con motitas que me había quedado de un sweater. Bajé el patrón y enseguida me puse a ver el tutorial que Mikey, uno de los responsables del sitio, siempre comparte con sus seguidores. 
Al principio parecía difícil, pero una vez que uno comprende las indicaciones y se pone a tejer, todo fluye. Fue así, como el pleno verano y con días de mucho calor, terminé tejiendo ¡cinco de estos gorros!
Aquí les comparto unas fotos de los gorros en cuestión.




Aquí les comparto el patrón del gorro para que se animen a tejerlo. En el enlace van a encontrar el patrón para descargar y el video que les va a servir de guía.
 http://crochetchallenges.com/next-challenge-january-2015/